Ser mamá es una de las tareas más difíciles. Cuando uno se convierte en madre, adquiere muchas responsabilidades. ‘Mamá’ es el primer amor de un hijo, es el contacto con el exterior, el alimento que calma. Mamá es el abrazo que da calor, que protege, que cura. A veces, mamá es un ser omnipresente que lo puede todo.

Una madre consuela, seca lágrimas, reconforta. Da palabras de aliento y ayuda a alcanzar sueños. Mamá siempre estará ahí cuando la necesites, incluso cuando ya no esté contigo.

Pero nadie ha enseñado a mamá cómo serlo. Ella aprende de su propia madre y practica con sus propios hijos. En ocasiones, necesita más ayuda de la que pide y ofrece más ayuda de la que recibe. Muchas veces se equivocará pero lo cierto es que nunca dejará de intentarlo. Como hijos, algunas veces juzgaremos su labor y muchas otras anhelaremos seguir su ejemplo.

Por eso mamá se esfuerza, porque sabe que al final, la recompensa valdrá la pena.

Y por eso, ser Mamá no es nada fácil.

 

VADI Asesoría Psicológica

Mariana Díaz Ceballos

Maestra en Psicología

Natalia Vargas Herrera

Psicoterapeuta Psicoanalítica

www.grupovadi.wix.com/grupovadi