Generación Blandita, Hiperprotegida

En la actualidad nos enfrentamos a un ritmo de vida acelerado y complicado, tenemos acceso a tanta información que el sentido común queda de lado al resolver cuestiones sencillas y sobre todo al ejercer nuestro rol de padres.

En consecuencia constantemente estamos cuestionándonos: ¿hice bien?, ¿no le habré gritado muy fuerte?, ¿lo habré traumado?, nos preocupamos tanto por los estándares y modelos que “tenemos que cumplir” que nos olvidamos de sentir y disfrutar de ser Padres.

Su origen:

  • Roles que han cambiado.
  • Tenemos otros patrones y ritmos de vida.
  • Cuando las normas sustituyen el pensamiento y las emociones de manera radical.
  • Intolerancia al sufrimiento de los hijos.
  • No diferenciar entre el hijo y el padre.
  • Problemas con la autoridad.
  • Volver a los hijos invisibles.

Culpa:

Bombardeo de Información

Poco tiempo y convivencia con los hijos

Rechazo y agobio

Sensación de ser malos padres

Ser parte de una generación de cambio social

 

Peligros de criar a un niño sin límites

  • Se crea una falta de autoridad paterna.
  • No pueden identificarse, ni reconocer la debilidad o sus propias características y fortalezas.
  • Escaso respeto por sus padres, por la figura de autoridad, por las normas en general.
  • Escasa capacidad de sufrimiento.
  • Síndrome de falta de ganas

 

Tips para activar a un “NIÑO BLANDITO”

Deja que tu hijo viva por sí y para sí, no marques rutas

Establezca reglas y límites claros y aténgase a ellos.

Educar desde la justicia

Defina el comportamiento positivo reforzando la buena conducta.

No lo resuelvas por él.

Eduque a su hijo conforme a sus expectativas.

Enséñale cómo pero no hagas

 

Dra. Claudia Sotelo Arias

CEEPI.