Actividades manuales en estas vacaciones para tus hijos

El frasco de la calma  Como lo dice su nombre, la función principal de este frasco es calmar a los niños después de una pelea, molestia o rabieta y ataque de llanto, cuando ya nada parece funcionar. El “frasco de la calma” no es más que una botella con pegamento líquida y brillo. Simplemente con agitarlo