1. El frasco de la calma 

Como lo dice su nombre, la función principal de este frasco es calmar a los niños después de una pelea, molestia o rabieta y ataque de llanto, cuando ya nada parece funcionar.

El “frasco de la calma” no es más que una botella con pegamento líquida y brillo. Simplemente con agitarlo se genera sus beneficios, y si les acompañamos con enseñarles a los pequeños a tomar unas respiraciones profundas mientras se concentran, mucho mejor.

Necesitas: 

  • 1 frasco de plástico transparente con tapa
  • 1 o 2 cucharadas de pegamento con brillo
  • 3 o 4 cucharaditas de brillo del color que quieras
  • 1 gota de colorante
  • Agua caliente

Como hacerlo:

Mezcla el agua caliente con el pegamento de cristal y el  brillo. Deja un espacio vacío en la parte superior del frasco para que el niño pueda agitar su contenido. Cerrar bien el frasco y listo para agitar.

pote_da_calma-just_real_moms-1

2. Paletas de hielo de bayas frescas

Necesitas: 

  • 3/4 taza de azúcar
  • 3/4 taza de agua
  • 1 taza de arándanos
  • 1 taza de fresas, cortadas en trozos pequeños
  • 1 taza de frambuesas
  • 1/4 taza de jugo fresco de limón

Como se hace: 

Lava y procesa la fruta. Asegúrate de que los arándanos, frambuesas y fresas estén bien lavadas y limpias. Saca los tallos de las fresas y pícalos en trocitos.

Prepara un almíbar simple. Coloca el agua y el azúcar en una cacerola pequeña a fuego medio bajo. Calienta la mezcla revolviendo constantemente hasta que el azúcar se disuelva en el agua. Sácala del fuego y ponla a un lado a reservar. Ahora tienes un almíbar delicioso para endulzar tus paletas de hielo.

  • Si quieres un sabor a menta fresco, agrega algunas hojas de menta a la mezcla mientras cocina, luego sácalas antes de usar el almíbar.
  • Si no quieres preparar almíbar, podrás substituirlo por cualquier tipo de jugo de frutas.

Licúa las bayas y el jugo de limón. Coloca las bayas y el jugo de limón en una licuadora y licúalas hasta que estén completamente suaves. Si te gustaría tener trozos de fruta en las paletas de hielo, podrás separar algunas frutas e incorporarlas después de que la mezcla esté licuada.

Incorpora 1/3 taza de almíbar simple. Si quieres que las paletas estén más dulces, podrás agregar más almíbar simple. También podrás substituirlo por jugo de uva, jugo de arándanos rojos, soda de lima-limón o cualquier otro líquido dulce.

Vierte la mezcla en moldes para paletas. Esta receta rinde para seis paletas de hielo grandes. Si no tienes moldes de paletas, ¡podrás hacer paletas mini con una cubeta de hielo!

Congela las paletas hasta que estén duras. Colócalas en el congelador y déjalas por lo menos 3 horas o toda la noche, así estarán bien duras para que las saques y las comas.

paletas_de_fresa_con_menta

 

3. Juego de mesa Maratón 

Además de conocerse más y fomentar la comunicación se van a divertir mucho.

Necesitas: 

  • Hojas pequeñas del mismo tamaño
  • Pluma
  • Cartón para tablero
  • Dado
  • Fichas (pueden ser frijoles, monedas, muñequitos de plástico pequeños)

Como se hace: 

Pregúntale a cada integrante de las familia todo sobre el y ve colocando sus respuestas en las tarjetas.

¿Cuál es tu color favorito?

¿Cómo te gusta que te digan?

¿Qué quieres ser de grande?

¿Cuál es tu lugar favorito del mundo?

¿Qué lugar te encantaría conocer?

¿Cuál es tu personaje favorito?

¿Quién es tu mejor amigo?

¿Qué es lo que más te gusta comer?

Dibuja en el cartón el tablero de maratón e inicia el juego.